SUELO RADIANTE-REFRESCANTE

 

Es un sistema de calefacción de agua a baja temperatura, adaptable a cualquier fuente de energía, con la que obtenemos ambientes claros, despejados y acogedores con el máximo confort.

La calefacción por suelo radiante consiste en un serpentín de tubo de polietileno reticulado, embutido en el suelo, por el circula agua caliente que se encarga de transmitir al suelo por radiación el calor del agua para este a su vez aportarlo al ambiente.

 

Los suelos y techos radiantes ofrecen una distribución horizontal uniforme, ya que el suelo o techo son, en sí, los elementos calefactores. Por el contrario los demás sistemas establecen focos aislados de calor y, por tanto, una acusada heterogeneidad horizontal de temperaturas.

 

ECONOMIA

Los sistemas de paneles radiantes utilizan agua a baja temperatura, lo que contribuye a la conservación de la energía en su producción. Por otra parte, se reducen considerablemente las pérdidas de calor de las tuberías en el camino que va desde el generador al área a calefactar.

 

DISEÑO

- Ofrece un alto grado de libertad en la distribución de los espacios interiores.

- No establece problemática estética ni funcional, al no tener presencia visual.

 

SEGURIDAD E HIGIENE

- No existe riesgo de quemaduras.

- Simplifica la limpieza de la habitación

- Al no originar movimientos acusados de convección en el aire de las habitaciones no produce zonas de concentración de polvo.